CREAL. Centro de investigación en epidemiología ambiental


Buscador

Portada > Noticias

Volver a las noticiasNoticias

Un investigador del CREAL participa en la redacción de las directrices de la OMS sobre calidad del aire interior

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Un investigador del CREAL participa en la redacción de las directrices de la OMS sobre calidad del aire interior

El investigador del CREAL, Jan-Paul Zock, ha participado en el nuevo volumen de las directrices globales para la calidad del aire interior que por primera vez establece medidas para proteger la salud de los productos químicos que se utilizan en espacios interiores. Las Directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la Calidad del Aire Interior: Contaminantes seleccionados, presentadas hoy, son el resultado del trabajo de más de 60 científicos internacionales para el proyecto coordinado por la Oficina Regional para Europa.

El Dr. Jan-Paul Zock, que se centró en el capítulo del dióxido de nitrógeno (NO2), asegura que este documento ofrece “una base científica para establecer normas específicas para espacios interiores, algo que en la actualidad existe para muy pocos agentes químicos”.

La finalidad de estas directrices es prevenir riesgos para la salud relacionados con agentes químicos en espacios interiores. Por ello, “se han identificado, cuantificado y evaluado los determinantes de la exposición y, por lo tanto, se han facilitado herramientas para el desarrollo de estrategias preventivas”, destaca el investigador del CREAL.

En este centro de investigación de Barcelona se está evaluando los efectos sobre la salud, principalmente respiratoria, de la exposición a productos químicos en hogares y otros espacios interiores. El objetivo es ampliar el conocimiento de estos efectos, en cuanto a la población susceptible (por ejemplo, recién nacidos) y en cuanto al mecanismo que existe detrás de estos efectos. Aparte de exposiciones relacionadas con materiales de construcción o con actividades humanas como la combustión, la investigación en el CREAL se centra en el uso de productos químicos como productos de limpieza, disolventes, pesticidas y ambientadores.

De hecho, las sustancias peligrosas emitidas por los edificios, materiales de construcción y equipamientos, o debido a actividades humanas como la quema de combustibles en las acciones de cocinar o calentar, dan lugar a una amplia gama de problemas de salud. Según la OMS, por lo menos 400 muertes al año son causadas por el envenenamiento con monóxido de carbono en el interior de la región de Europa, y hasta un 14% de los cánceres de pulmón son atribuibles a la exposición al radón residencial. La exposición de por vida a concentraciones de benceno tal y como se observa en las casas europeas se asocia con un máximo de 10 casos de leucemia por cada 100 000 personas.

Las nueve sustancias consideradas en esta revisión son comunes entre los contaminantes del aire interior: benceno, monóxido de carbono, dióxido nitrógeno, radón, formaldehído, naftaleno, hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAHs), tricloroetileno y tetracloroetileno.

Las directrices están dirigidas a profesionales de la salud pública involucrados en la prevención de riesgos para la salud de las exposiciones ambientales, así como especialistas y autoridades involucradas en el diseño y uso de edificios, materiales interiores y productos.

Este volumen es el segundo en la siguiente serie del libro de 2009 sobre la humedad y el moho y prevé seguir trabajando para hacer frente a los hogares de la combustión de combustibles.

Más información:
• WHO Guidelines for Indoor Air Quality: Dampness and Mould (http://www.euro.who.int/__data/assets/pdf_file/0017/43325/E92645.pdf)
• Air Quality programme of the WHO/Europe (http://www.euro.who.int/air)


 


CONTACTO

Responsable de comunicación:
Raül Toran

Teléfono:
(+34) 93 214 73 33
(+34) 696 912 841

Correo electrónico:
rtoran(ELIMINAR)@creal.cat


ISGlobal - Campus Mar · Doctor Aiguader, 88 · E-08003 Barcelona · Tel +34 93 214 73 00 · Fax +34 93 214 73 02 · e-mail: RSS

Patronos:

Contexto Científico: