CREAL. Centro de investigación en epidemiología ambiental


Buscador

Portada > Noticias

Volver a las noticiasNoticias

Exponiendo el exposoma

Reportaje publicado originalmente en Horizon2020 (09/22/2015)

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Exponiendo el exposoma

Sabemos mucho sobre el genoma humano y el rol de los genes en la enfermedad. Pero los factores ambientales podrían jugar un papel aún más importante que la genética. Investigadores, financiados con fondos comunitarios,  están ayudando a construir el exposoma para caracterizar las complejas mezclas de las exposiciones ambientales relacionadas con la enfermedad.

"Hasta ahora, muchos estudios han analizado un tipo de exposición y un resultado de salud - por ejemplo, la medición de un producto químico o un plaguicida y mirando a su efecto sobre la salud", explica Martine Vrijheid, quien coordina el proyecto HELIX en el Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL) de Barcelona, centro aliado ISGlobal. "Estamos tratando de obtener una imagen más completa de cómo se producen estas exposiciones de forma conjunta e interactúan para influir en el riesgo de enfermedades".

El consorcio decidió centrarse en la vida temprana, ya que este es un período muy crítico para el desarrollo de la enfermedad. Todo lo que sucede durante el embarazo o los primeros años después del nacimiento puede tener un impacto de por vida.

HELIX recopiló información de las madres embarazadas y niños en las exposiciones químicas y físicas a los productos químicos orgánicos persistentes y no persistentes, metales, pesticidas, humo ambiental del tabaco, los contaminantes del agua, contaminantes del aire, el ruido, la luz ultravioleta (UV) y el contacto con espacios verdes.

El uso de una mochila para la ciencia

La mayor parte de los datos proceden de seis estudios de cohortes de nacimiento prospectivas existentes que implican 32.000 parejas madre-hijo en seis países europeos, junto con biomarcadores. Las madres y sus hijos se han seguido durante casi 10 años, desde el momento del embarazo. Además, para un subconjunto de 1.200 de estos pares - 200 en cada país - el equipo del proyecto recolectó datos de biomarcadores adicionales.

Los niños en estas cohortes debían llevar una mochila que contiene diferentes sensores y monitores durante una semana al mismo tiempo en diferentes estaciones del año. Los dispositivos miden una serie de contaminantes y exposiciones específicas. Además, las madres tenían que asegurarse de que los niños recogían la orina cada día durante una semana.

"Al mismo tiempo, los niños llevaban teléfonos inteligentes con GPS que detectaron donde estaban en un punto determinado en el tiempo", explica Vrijheid. "También llevaban acelerómetros, sensores de movimiento, es decir, para ver hasta qué punto el niño se movió y para monitorizar la actividad física del niño. Estos son algunos muy nuevos métodos que estábamos utilizando para obtener una imagen muy completa de los entornos de la exposición".

“Esto significa que los niños tenían que participar activamente, y en general estaban muy motivados”, confirma Vrijheid. El trabajo de campo fue muy intenso, ya que el equipo HELIX estaba tratando de reunir datos de muchos factores diferentes.

La identificación de los grupos de alto riesgo: hacia estrategias preventivas dirigidas

A poco más de dos años y medio de iniciarse el proyecto, el trabajo de campo ya se ha completado, y el procesamiento y análisis de los datos se ha comenzado.

Para los efectos de salud de las diferentes exposiciones, los investigadores están buscando en tres áreas principales:

- Neurodesarrollo, el cual tendrá un impacto en el funcionamiento cognitivo de los niños y los posibles problemas de conducta;

- Salud respiratoria, incluyendo asma, rinitis y varios resultados alérgicos - el asma sigue siendo una enfermedad importante de la niñez;

- El crecimiento de los niños y la obesidad potencial.

Estas tres áreas son cruciales para el desarrollo de la enfermedad en la edad adulta, mientras que cada vez hay más pruebas de que la obesidad en la infancia, por ejemplo, puede llevar a problemas cardiovasculares posteriores en la edad adulta.

"A través de esto, seremos capaces de identificar los grupos vulnerables de alto riesgo con más facilidad", explica Vrijheid. "Seremos capaces de decir: si usted está expuesto a la contaminación del aire y el ruido, al mismo tiempo, entonces su riesgo de desarrollar una enfermedad incrementará en tanto. De esta manera, podemos lograr mejores estrategias de prevención dirigidas".


CONTACTO

Responsable de comunicación:
Raül Toran

Teléfono:
(+34) 93 214 73 33
(+34) 696 912 841

Correo electrónico:
rtoran(ELIMINAR)@creal.cat


ISGlobal - Campus Mar · Doctor Aiguader, 88 · E-08003 Barcelona · Tel +34 93 214 73 00 · Fax +34 93 214 73 02 · e-mail: RSS

Patronos:

Contexto Científico: