CREAL. Centro de investigación en epidemiología ambiental


Buscador

Portada > Noticias

Volver a las noticiasNoticias

Las sustancias tóxicas afectan al neurodesarrollo

viernes, 17 de junio de 2011

Las sustancias tóxicas afectan al neurodesarrollo

“Debemos proteger los cerebros del futuro”. De este modo finalizó el Dr. Philippe Grandjean la conferencia ‘Toxicidad y desarrollo infantil’ que impartió ayer por la tarde en el Cosmocaixa en el marco de la Jornadas INMA 2011. Así advirtió a la audiencia sobre la gran cantidad de contaminantes que afectan al desarrollo infantil, especialmente al cerebro, en todas sus etapas, desde que es un feto hasta la pubertad.

El Dr. Grandjean, profesor adjunto de Salud Ambiental en la Harvard School of Public Health de Boston (Massachussets) y catedrático de Medicina Ambiental de la University of Southern Denmark de Odense (Dinamarca) afirmó que las investigaciones realizadas en los últimos años muestran una predisposición a enfermedades graves que se pueden desarrollar en las primeras etapas de la vida. En este sentido, se conocen más de 200 productos químicos industriales que producen toxicidad en el cerebro humano y la mitad de ellos se producen industrialmente en grandes cantidades.

Según el Dr. Grandjean, la toxicidad recibida durante la infancia afecta directamente en el neurodesarrollo y esta toxicidad ha penetrado en todos los ámbitos de nuestra vida: aire, agua y alimentos, hasta estar presentes en nuestro interior. De hecho, Grandjean declaró que “aunque todavía hoy no podemos confirmar si la neurotoxicidad perdura en nuestro organismo”, su opinión es que es “permanente, no reversible”.

Este contacto es especialmente crítico en el momento en que se está desarrollando el cerebro, es decir, durante la infancia y la adolescencia. Un ejemplo de este efecto es que se estima que una exposición prenatal a metilmercurio del doble del límite aconsejable, reduciría en 1.5 puntos el coeficiente de inteligencia adulto.

Los estudios realizados hasta la fecha se centran en medir la toxicidad recibida a los 7, 14 y 20 años y los efectos de ésta en cada período. Según este investigador, los estudios deben centrarse principalmente en la edad de 7 años porque “la neurotoxicidad de los 14 y los 20 son productos de la de los 7 años”.
 


CONTACTO

Responsable de comunicación:
Raül Toran

Teléfono:
(+34) 93 214 73 33
(+34) 696 912 841

Correo electrónico:
rtoran(ELIMINAR)@creal.cat


ISGlobal - Campus Mar · Doctor Aiguader, 88 · E-08003 Barcelona · Tel +34 93 214 73 00 · Fax +34 93 214 73 02 · e-mail: RSS

Patronos:

Contexto Científico: